producciones invisibles

Redundancias útiles

En una antigua casa, que funcionó como oficina central de una fábrica alemana, adherimos palabras sobre algunas de sus ventanas. A medida que uno se acerca, las palabras entran visualmente en juego con otras que fueron pintadas en el exterior. De acuerdo a la posición de la persona pueden armarse dos oraciones: But I know what you mean – Pero sé lo que quieres decir / Is it here, It is here – Es aquí, aquí es – frases rescatadas de algunas de las conversaciones que tuvimos al visitar el lugar por primera vez.

Colaboración con Steffi Lindner